En el siguiente artículo te explicaremos las diferentes propuestas de crédito que tienes para realizar este evento tan importante en tu vida.

¿Qué es un préstamo para bodas?

Es una de las alternativas de crédito más frecuentes. Las bodas son un evento único e irrepetible en la vida de una pareja. La puesta en marcha de todos los detalles que implica esta ceremonia incrementa significativamente su costo.

El presupuesto requerido para realizar un casamiento se caracteriza por ser prácticamente infinito, ya que siempre será posible añadirle más detalles.

Antes de solicitar un crédito para este evento, lo primero que tienes que hacer es confeccionar un presupuesto detallado. Considera todos los gastos, detallando en profundidad cada elemento que necesitarás para esta ceremonia.

Esta tarea seguramente demandará de varias semanas, en las cuales la pareja conversará profundamente en busca de puntos en común sobre cada aspecto de la boda.

Organizar una boda es una tarea difícil. Cuanto más piensas en ella, más gastos inesperados surgirán, incrementando el presupuesto inicial que tenías en mente.

El préstamo para bodas es una alternativa que ofrecen las entidades bancarias. Tiene como objetivo ayudar a las parejas a afrontar esta costosa ceremonia, evitando generar situaciones de angustia por los grandes costos que tienen que sobrellevar. Es una solución práctica y rápida que les permitirá dar el tan esperado “sí, quiero”, sin opacar los sentimientos de alegría que esta ceremonia debe significar en sus vidas.

¿Cómo elaborar un presupuesto de gastos para tu boda?

El primer paso que tiene que hacer la pareja es confeccionar dos fondos diferentes. El primero de ellos debe contemplar los gastos generales. Este tiene que solventar los costos previstos de la ceremonia en su totalidad.

El segundo fondo tiene como objetivo responder ante los imprevistos que surgen en estas ceremonias de gran magnitud. ¿Cuál es la importancia del fondo de imprevistos? Un ejemplo de aplicación es planificar una boda al aire libre, la cual tienes que migrar a último momento a un salón de fiestas por inclemencias meteorológicas. Esto tiene como objetivo evitar situaciones de angustia al no disponer del dinero suficiente para afrontar estas situaciones inesperadas.

En el caso de realizar la boda y no utilizar los fondos para gastos imprevistos, los mismos te servirán para disfrutar de tu luna de miel.

La confección de un buen presupuesto para bodas depende en gran medida, del nivel de detalles del fondo de gastos generales. El mismo debe contemplar los siguientes aspectos:

  • Catering: es el punto central de todo presupuesto de gastos para boda. Se calcula que en promedio requerirás de 150 euros por cada invitado. Esta suma de dinero contempla alimentos, bebidas y servicio de catering. La mayor cantidad de dinero se desprende de este punto.
  • Carta de presentación: las invitaciones para una boda son otra partida presupuestaria que debes considerar. Las tarjetas requieren de la contratación de un profesional, el cual podrá elaborar diseños elegantes que reflejen el estilo de la pareja y la ceremonia a realizarse.
  • Fotografía y video: este punto es de vital importancia, ya que el profesional contratado será el que elabore el material que nos permita recordar este evento único e irrepetible en nuestras vidas. En el mercado dispones de una amplia variedad de fotógrafos. Tienes que buscar el presupuesto que mejor se adapte a tus necesidades específicas.
  • Música: la contratación de un buen DJ que asegure un bien clima durante la fiesta es de vital importancia, y supone una partida presupuestaria significativa.
  • Vestido y traje de los novios: en la actualidad dispones de una amplia oferta de marcas que se dedican a elaborar esta indumentaria tan especial. Sin embargo, la misma se caracteriza por ser costosa.

¿Cómo obtener dinero para tu boda?

Es importante mencionar que la tendencia demuestra que año tras año se requiere de menor cantidad de dinero para realizar esta ceremonia. Sin embargo, el importe requerido sigue siendo significativo, el cual es muy difícil disponerlo todo junto de una sola vez.

Dispones de tres mecanismos principales para lograr el objetivo de solventar los gastos de un casamiento.

Ahorrar para la boda: si la pareja dispone de un presupuesto que le permita ahorrar, es la mejor opción, ya que está libre de intereses. Sin embargo, la capacidad de reservar dinero debe ser suficiente para poder costear la ceremonia en el plazo deseado. El plazo recomendado para optar por esta alternativa es de un año.

Préstamo bodaSi este es tu caso tienes que crear un fondo de ahorros para la boda. Se recomienda iniciar con este proceso ni bien se detecten intenciones de casarse, incluso antes de hacerlo público y escoger una fecha para la ceremonia.

En caso de no juntar el dinero suficiente, se puede obtener la parte restante con la ayuda de familiares y amigos o mediante el préstamo de una entidad bancaria.

Cuentas de boda: consiste en una cuenta de ahorro o cuenta corriente. En este caso, los invitados tienen la posibilidad de optar por depositar dinero en el banco que indique la pareja de novios. Es una alternativa en la cual los invitados ayudan a costear parte de los gastos de la boda.

En caso de tratarse de un proyecto a largo plazo, el banco recomienda que la pareja opte por una cuenta de ahorro, para evitar los costos de mantenimiento.

Préstamo para boda: si la pareja desea afrontar la totalidad de los gastos de la ceremonia, las entidades financieras disponen de créditos destinados a solventar este propósito. Los diferentes bancos poseen simuladores de costos, en los cuales las parejas pueden proyectar los potenciales gastos que demandará la solicitud de un crédito para esta ceremonia tan especial.

El importe disponible para requerir fluctúa de 3.000 a 75.000 euros, dependiendo de las características particulares de la ceremonia a realizar. Luego de escoger el importe, elige el plazo de devolución y el simulador te indicará el costo de las cuotas con sus respectivos intereses. Esta tarea puede realizarse sin ninguna clase de compromiso, y es una herramienta efectiva para proyectar en el tiempo los gastos que requiere esta ceremonia.

Una vez que la pareja se decanta por un monto y plan de pagos, puede contactarse con la entidad financiera para continuar con el trámite. La pareja tiene que demostrar que posee la solvencia económica necesaria para devolver el préstamo solicitado con los intereses.

Si dispones de dudas adicionales, puedes contactar a la entidad financiera por cualquiera de sus múltiples medios de comunicación. Los diferentes expertos te podrán asesorar respecto a las características del préstamo solicitado y los términos en los cuales tiene que ser devuelto.También puedes optar por un comparador de préstamos online para conseguirlo de forma más rápida.

Requisitos para obtener un préstamo para tu boda

La aprobación de un crédito para esta ceremonia tan especial depende de que los solicitantes cumplan con las siguientes condiciones:

  • El titular de la deuda debe ser mayor de edad.
  • El solicitante tiene que disponer de una cédula de identificación vigente, expedida por la autoridad correspondiente.
  • Detallar el importe que necesitas para la realización del evento.
  • Demostrar solvencia. Los haberes mensuales de la pareja deben triplicar el costo de la cuota mensual a pagar.
  • No superar el límite máximo de endeudamiento, el cual depende en gran medida del punto anterior.
  • Disponer de un bien del patrimonio personal que pueda ser establecido como garantía de devolución del préstamo, ante una supuesta situación de cesación de pagos. Los préstamos para bodas no suelen requerir de aval, haciendo únicamente responsable a la pareja del crédito concedido.
  • Justificante de ingresos. Si trabajas en relación de dependencia será tu recibo de sueldo y si eres autónomo necesitarás demostrar tu facturación. En caso que no trabajes y dispongas de ingresos pasivos, tendrás que demostrar a la entidad la forma en la que obtienes esos ingresos.
  • Declaración de Hacienda.
  • No formar parte de la base de datos de morosos como ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) o RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas).
  • No disponer de deudas actuales impagas.
  • Contrato de trabajo si eres empleado en relación de dependencia. Si es por tiempo indefinido o temporal será de vital importancia para determinar si puedes acceder al préstamo o no.
  • Declaración jurada de tu patrimonio personal.

Ventajas y desventajas de solicitar un préstamo para tu boda

Requerir un crédito ante una entidad bancaria es un procedimiento que suele generar dudas. Sin embargo, las mismas son producto de la desinformación. Una vez que investigas al respecto y evacúas tus dudas, esta solicitud te resultará una actividad más confiable. Por este motivo es que en este apartado te enumeraremos las ventajas y desventajas de solicitar un préstamo para tu boda.

 Entre las ventajas de solicitar un crédito para tu boda podemos mencionar:

  • Obtener la cantidad de dinero que necesitas para solventar la totalidad de los gastos de esta ceremonia tan importante. Este aspecto te evitará quebraderos de cabeza, pudiendo disfrutar de este momento tan especial desde el instante en que empiezas a bosquejarlo.
  • Elaborar un plan de pagos que se adapte a tus posibilidades económicas. Una vez finalizada la boda, el abono de la cuota del préstamo solicitado no implicará un dolor de cabeza, ya que fue ajustado en base a tu presupuesto.
  • Los préstamos de efectivo te permiten disponer de liquidez necesaria para cubrir todos los costos a la vez. Con esto nos referimos a que puedes desplazarte con total libertad para realizar las diferentes operaciones.
  • Luego de presentar toda la documentación requerida, la entidad financiera demorará 48 horas en comunicarte si tu solicitud fue aprobada o no. Una vez aprobada, en el transcurso de los próximos tres días hábiles tendrás acreditado el dinero en tu cuenta.
  • Si bien la lista de requisitos para solicitar un préstamo es extensa, los mismos son fáciles de cumplir.

A continuación enumeraremos las desventajas de solicitar un préstamo para tu boda:

  • Algunos créditos disponen de plazos rígidos, que se caracterizan por ser muy extensos. De esta manera, tendrás la sensación de que te resultará interminable saldar la deuda originada por la boda.
  • Debes disponer de una buena calificación crediticia. Si formas parte de la base de datos de ASNEF o RAI, te verás imposibilitado de conseguir financiamiento para esta ceremonia. Formar parte de la lista de morosos es perjudicial para las entidades financieras, ya que es interpretado como una situación de riesgo el hecho de prestarte dinero.
  • Algunas entidades solo te ofrecerán cantidades insuficientes de dinero. Es una situación frustrante endeudarse en un crédito que no cubre la totalidad de los gastos de este evento tan importante para ti.
  • Los intereses son la principal desventaja de los préstamos. Es una parte inherente a los créditos, ya que representan la ganancia del acreedor. En consecuencia, terminarás pagando el importe solicitado sumado a los intereses. Tienes que tomarte el trabajo de leer detenidamente las propuestas de las diferentes entidades, escogiendo la que menor tasa te solicite.
  • Gastas dinero que no tienes en este momento. La solicitud de un préstamo implica que podrás gastar efectivo que aún no cobraste producto de tu sueldo. En consecuencia, comprometes un porcentaje de tus ingresos futuros durante el tiempo de financiación solicitado.
  • Se requiere de garantías o avales. Los préstamos requieren que coloques bienes de tu patrimonio personal como garantía de pago. En caso de que sean por importes elevados, la entidad financiera requerirá de un aval que respalde tu solicitud. Ante una situación de incumplimiento de pagos, los acreedores tendrán soporte legal para ejecutar los bienes puestos en garantía o embargar el sueldo del aval hasta cancelar tu deuda.
  • Si no dispones de una buena educación financiera cometerás el error de generar una cantidad de gastos mayores a los que puedes enfrentar. Tienes que hacer del crédito una herramienta de uso responsable, que podrá traerte múltiples soluciones si es utilizada con buen criterio.

Para finalizar, tienes que eliminar de tu pensamiento el concepto de que los intereses son injustos. Son el mecanismo por el cual los acreedores obtienen ganancias por la inversión que realizaron al prestarte dinero.

Sin embargo, tu tarea será analizar las diferentes propuestas que tienes a tu disposición para evitar ser víctima de grandes porcentajes de interés, también denominados “tasas de interés usurarias”.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies