En el siguiente artículo tendrás a tu disposición la información que necesitas para realizar este evento tan importante para tu familia.

Consejos para solicitar un préstamo para la comunión de tu hijo o hija

Si te encuentras en la situación de que necesitas acceder a financiamiento para solventar los gastos de esta celebración clave en la familia, tienes que prestar atención a una serie de cuestiones.

El 58% de la población española necesita endeudarse para poder sostener el nivel de vida deseado hasta fin de mes. El 42% restante que puede solventar sus gastos sin necesidad de solicitar deudas, solamente reserva el 7% de sus ingresos para ahorrar.

Por este motivo es que gran parte de la sociedad necesita de financiamiento para costear estos eventos como la primera comunión. También se aplican en otras situaciones como vacaciones, bodas, reforma de viviendas e incluso la compra de un coche. Esto se debe a que más de la mitad de la población no ahorra, ya sea por sus posibilidades económicas o por una mala administración de sus fondos. De esta manera, ante cualquier evento inesperado tienen la necesidad de recurrir a un préstamo.

El sistema financiero dispone de múltiples opciones de crédito, mediante bancos o empresas privadas dedicadas exclusivamente a los créditos rápidos. Los préstamos de consumo son una herramienta muy difundida en la sociedad. Sin embargo, gran parte de la población desconoce los elementos que tiene que considerar para endeudarse de manera responsable es por ello que te aconsejamos mirar un comparador de préstamos.

Consejos para solicitar un préstamo:

  • Lo primero que tienes que determinar es qué clase de financiamiento se adapta mejor a tus necesidades particulares. Con esto nos referimos a que tengas la capacidad de distinguir si un minicrédito, adelanto de tarjeta o préstamo bancario es lo mejor para ti. Los jóvenes acuden principalmente a las financieras por los escasos requisitos que solicitan, mientras que la población de edad más avanzada recurre a las entidades bancarias tradicionales.
  • Solicitar únicamente el importe necesario. Es muy común que los individuos que busquen un crédito se vean tentados al descubrir que las diferentes entidades les ofrecen préstamos cuyo importe es superior al requerido. Sin embargo, procura únicamente retirar la cantidad de dinero necesaria, cuya cantidad será la que determine el plan de pagos y los intereses correspondientes.

Es importante que analices minuciosamente la tasa de interés solicitada y los plazos de devolución de la deuda. Considera que una mayor extensión del plan de pagos, incrementará los intereses y por ende el valor final del préstamo solicitado.

  • Es importante que busques y compares entre todas las financieras y bancos que estén dispuestas a procesar tu solicitud. Cuando tengas un listado de los créditos a los que calificas, compara cada propuesta para saber cuál es la que mejores beneficios te otorga.

En internet dispones de diferentes websites que comparan solicitudes de préstamos entre diferentes entidades, constituyendo una herramienta que te facilita escoger la mejor alternativa.

  • Tener pleno conocimiento de nuestra capacidad de endeudamiento. Se recomienda que el importe mensual de la cuota a abonar en concepto de préstamo, no supere el 30% de tus ingresos. Debes disponer de la completa seguridad que podrás hacer frente a esa deuda sin ninguna clase de inconvenientes.

Considera que la solicitud de un préstamo implica comprometer un porcentaje de tus ingresos futuros durante el periodo que se extienda el plan de pagos. Tienes que evitar ingresar en una situación de sobreendeudamiento, la cual dificulte administrar correctamente tu presupuesto.

Préstamo comunión

En la web dispones de herramientas que simulan tu capacidad de pagos en base a tus ingresos mensuales, para que tengas una idea clara de las condiciones que puedes afrontar cuando solicites un préstamo.

  • Leer minuciosamente todo el contrato antes de firmarlo. El conocimiento pleno es una situación de ventaja al momento de solicitar un préstamo. Cualquier duda tienes que preguntar a la entidad financiera. Debes leer cada una de las cláusulas y comprender a la perfección las obligaciones que tendrás que asumir. Procura tener todo en claro antes de proceder a firmar el contrato de solicitud del préstamo.

Requisitos para solicitar un préstamo para la comunión de tu hijo o hija

Para obtener la calificación necesaria al momento de solicitar esta clase de financiamiento, se deben tener en cuenta algunas cuestiones.

Ser mayor de edad: el interesado en solicitar este préstamo debe ser mayor de dieciocho años y disponer del Documento Nacional  de Identidad con domicilio actualizado. Para comprobar el domicilio exhibido en el DNI, también es necesario presentar fotocopias de servicios a nombre del solicitante o contrato de renta en caso de ser arrendatario.

Solvencia: entiéndase como la comprobación de capacidad de pagos acorde al importe a solicitar para realizar este evento. Para calificar a esta clase de préstamos, ten en cuenta que los importes mensuales del plan de financiación no deben superar el 30% de tus ingresos. En este punto también se define el límite máximo de endeudamiento que tolerará la entidad que realice el préstamo.

Acreditar ingresos estables: este ítem se vincula estrechamente con el anterior. Los haberes mensuales deben poder demostrarse y proceder de actividades económicas estables.

En caso de trabajar en relación de dependencia, tendrás que reunir tus últimos seis recibos de sueldo y llevar una fotocopia del contrato de trabajo en la cual se demuestre la estabilidad de tu empleo.

Para el caso de los trabajadores autónomos, se les solicitará la facturación de los últimos seis meses y los comprobantes de pagos de los aportes de seguridad social.

Por último, si dispones de ingresos pasivos mediante una pensión, beca u otra prestación, tendrás que reunir los documentos que acrediten la estabilidad de esos ingresos.

Aval o garantía: este elemento es requerido únicamente por los créditos bancarios, siendo innecesarios en los préstamos personales otorgados por entidades financieras particulares. Entiéndase por aval a un tercer individuo que se compromete a pagar las cuotas del préstamo en caso de que el titular presente inconvenientes para honrar sus compromisos en tiempo y forma. En cambio, la garantía debe entenderse como un elemento de valor del patrimonio personal del solicitante, el cual será subastado públicamente para que la entidad pueda cobrar su deuda en caso de que el titular no pueda regularizar su situación.

Declaración de Hacienda: se debe presentar el comprobante de pago del “Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”. Este tributo se debe abonar una vez al año, cuyo importe varía en función de los ingresos obtenidos durante ese periodo.

No formar parte de ASNEF o RAI: es lógico pensar que para solicitar un nuevo préstamo no se puede estar registrado en la base de morosos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (ASNEF) o Registro de Aceptaciones Impagadas (RAI). Con esto nos referimos a que no puedes poseer deudas impagas.

Préstamo para la comunión de tu hijo o hija si estás en ASNEF o RAI

En caso que formes parte de alguno de estos dos registros de morosos, existe la posibilidad de que igualmente puedas obtener financiamiento para realizar la tan esperada primera comunión.

Debes cumplir con los requisitos generales, es decir, ser mayor de edad, acreditar ingresos estables, disponer obligatoriamente de un aval o garantía y poseer la declaración de hacienda.

Es importante mencionar que los individuos registrados en ASNEF o RAI no podrán acceder a ninguna clase de crédito bancario. Sus posibilidades de disponer de un préstamo se limitarán únicamente a las entidades financieras, debiendo abonar mayores tasas de interés por el riesgo adicional que la inversión implica.

Además de los requerimientos generales, los aspirantes a un préstamo en situación de morosidad deberán cumplir con dos condiciones adicionales:

  • La deuda por la cual estás registrado en la base de morosos únicamente podrá ser de origen comercial. Con esto hacemos referencia a tarjetas de crédito y vencimientos de algún préstamo personal. En caso que la deuda sea de origen bancario, el solicitante no calificará para ninguna clase de préstamo.
  • El importe por cual se registró al individuo en la base de morosos no puede superar los 300 euros. El límite máximo de este valor queda a disposición de la entidad financiera que realice el préstamo personal.

La calificación positiva para obtener el préstamo para la comunión de tu hijo o hija, dependerá de si cumples con todos los requerimientos enumerados anteriormente.

En caso de poseer deudas registradas en ASNEF o RAI, la única herramienta de financiamiento a la que podrás acceder son los minicréditos.

Los minicréditos son los popularmente conocidos préstamos personales. Se caracterizan por financiar pequeños importes en reducidos plazos de cancelación, los cuales no pueden superar los dos meses de extensión.

Entre las desventajas de este mecanismo de acceso a crédito es necesario mencionar su elevada tasa de interés y reducido plazo de cancelación. Requieren que el beneficiario estructure correctamente su presupuesto inmediato, ya que en caso contrario podrá tener inconvenientes para honrar los pagos en el próximo mes. Además, los préstamos personales tienen la particularidad de incrementar en gran medida el importe inicial solicitado.

Los minicréditos constituyen una solución inmediata para costear la comunión de tu hijo o hija, incluso cuando formas parte de ASNEF o RAI.

Ventajas de solicitar un préstamo para la comunión de tu hijo o hija

Acceder a financiamiento para realizar este evento tiene las siguientes ventajas:

  • Disponibilidad de dinero inmediata para ocupar tu mente en lo que verdaderamente importa, que en este caso en particular son los detalles de la comunión.
  • Posibilidad de estructurar un cronograma de pagos compatible con tus ingresos mensuales. De esta manera, podrás cumplir con las cuotas de manera holgada.
  • Disponer de dinero para gastarlo con total libertad, sin tener que detallar cada uno de los ítems a la entidad financiera.
  • Inmediatez en la respuesta a tu solicitud, evitando la pérdida de tiempo valioso para saber si tendrás o no el crédito.
  • Los requerimientos a cumplir son claros y precisos, evitando confusiones en el solicitante.

Desventajas de solicitar un préstamo para la comunión de tu hijo o hija

Pedir un préstamo para realizar este evento familiar tan importante tiene las siguientes desventajas:

  • Ciertos cronogramas de pagos son extensos. En consecuencia, seguramente sentirás que el plazo de devolución es interminable. Si tienes varios hijos con escasa diferencia de edad, puede que aún te encuentres pagando el préstamo anterior cuando necesites uno nuevo para realizar otra comunión.
  • El solicitante tiene que disponer de un buen perfil crediticio. En caso de formar parte de ASNEF o RAI, estarás imposibilitado de conseguir financiamiento bancario. Si este es tu caso, únicamente podrás pedir dinero prestado a entidades financieras, las cuales se caracterizan por ofrecer pequeños importes con reducidos plazos de cancelación y elevadas tasas de intereses. Esto se debe a que integrar el registro de morosos convierte en una situación de alto riesgo otorgarte un nuevo crédito.
  • Se requiere de garantías y avales para los créditos bancarios. Esto implica que pondrás un elemento de tu patrimonio personal como garantía o un tercer individuo te respaldará económicamente. Ante una situación de dificultad en el cronograma de pagos, el banco podrá cobrar su deuda a través del elemento o individuo que respalda tu comportamiento.

Si no dispones de aval o garantía, tu acceso a crédito se limitará a las entidades financieras, las cuales no ofrecen los mismos beneficios que un banco.

  • En algunas ocasiones no podrás acceder a la cantidad de dinero que verdaderamente necesitas para llevar a cabo esta celebración.
  • La solicitud de un préstamo te dará la liquidez que necesitas, pero implica que gastes dinero que no es de tu propiedad y que aún no ganaste. De esta manera, significa que tus futuros sueldos mientras dure el cronograma de pagos tendrán comprometidos un porcentaje para saldar esta deuda.
  • Debes disponer de la educación financiera necesaria para evitar endeudarte de manera irresponsable. Ante una situación de sobreendeudamiento, no podrás hacer frente a tus obligaciones, quedando registrado en la base de morosos ASNEF o RAI con la posible ejecución de tus bienes patrimoniales o embargo del sueldo del individuo que te avaló.
  • Los créditos no bancarios se caracterizan por disponer de elevadas tasas de interés, lo cual incrementa en gran medida el importe inicial solicitado.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies