En el siguiente artículo tendrás una recopilación de los motivos frecuentes que implican la negación de acceso a esta clase de financiamiento. También se listarán las causas habituales por las cuales se rechazan diferentes compras.

Principales motivos por los cuales niegan el acceso a una tarjeta de crédito

Las tarjetas de crédito son consideradas mecanismos de financiación que alcanzan grandes sectores poblacionales. Utilizadas responsablemente nos permiten obtener múltiples beneficios. Entre los principales se destaca la compra de bienes y servicios que resultarían difíciles abonar en un solo pago. También se pueden aprovechar las diferentes promociones que incluyen planes de pagos sin intereses.

Sin embargo, ciertos individuos no pueden acceder a ser propietarios de una tarjeta de crédito. Los plásticos pertenecientes a las empresas más reconocidas a nivel internacional, se caracterizan por ser las más exigentes con la documentación a presentar para calificar para ellas. Es muy importante escoger correctamente la tarjeta de crédito, te recomendamos visitar un comparador de tarjetas de crédito para hacer una buena elección.

A continuación, los principales motivos por los cuales pueden negarte el acceso a una tarjeta de crédito:

  • Perteneces a la base de morosos: las empresas que otorgan tarjetas de crédito se caracterizan por solicitar informes crediticios de los postulantes antes de otorgarles esta herramienta. En caso de detectar una mancha en el historial que acredite que el individuo no cumplió correctamente con los compromisos de pago anteriores, se le negará de manera irrevocable el acceso a la tarjeta de crédito.

Si te encuentras en ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito) o RAI (Registro de Aceptaciones Impagadas), inmediatamente tienes que comunicarte con estas entidades para solucionar el inconveniente y limpiar tu nombre de las bases de datos de morosos.

Los bancos coinciden en el criterio de no arriesgar su capital al financiar las operaciones de un individuo que no demostró disciplina al momento de realizar los pagos en los compromisos que asumió anteriormente.

  • Careces de historial crediticio: esta situación se genera especialmente en el segmento joven de la población. Cuando un individuo realiza sus primeros pasos en el mercado laboral, es normal que no posea informes crediticios, ya que nunca solicitó préstamos. Estas personas no poseen relación alguna con las entidades financieras, y por este motivo es que las mismas no conocen el comportamiento del potencial cliente respecto a los pagos.

En consecuencia, los primeros pasos de un historial crediticio se generan mediante la solicitud de préstamos personales. Estos se caracterizan por requerir de escasa documentación para calificar. Constituyen la puerta de entrada al mercado financiero de más fácil acceso.

  • Las entidades financieras no lo conocen: vinculado al punto anterior, la denegación de una tarjeta de crédito también puede deberse a esta situación. En caso de que revisen su historial crediticio y detecten que el mismo está completamente en blanco, seguramente las diferentes empresas no encontrarán su nombre en ninguna base de datos. En consecuencia, al no disponer de relaciones con las entidades financieras mediante algún préstamo previo o cuenta de ahorro, las mismas no tendrán forma de evaluar tu potencial comportamiento en caso de otorgarte una tarjeta de crédito.

Para acceder a esta plástico por primera vez, se recomienda acudir a las instituciones con las cuales mantenga alguna relación, como es el caso del depósito de tus ahorros o sueldo.

  • Inconsistencia en la información otorgada: la denegación de una tarjeta de crédito puede deberse a una situación de incongruencia en los datos personales entregados. Con estos nos referimos a que si el banco chequea tu información y detecta que la misma no coincide con las bases de datos, inevitablemente cancelará tu solicitud de obtención de una tarjeta de crédito.

Los documentos que presentes para acreditar tu solvencia económica e identidad, obligatoriamente tienen que coincidir con la información detallada en la solicitud de tarjeta de crédito.

La inconsistencia en la carga de datos es una situación que puede realizarse de manera intencional o simplemente deberse a un descuido. Sin embargo, antes de enviar el formulario procura revisar que la información coincida con los documentos que vayas a presentar. Los errores de carga de datos pueden ocasionar que el banco no encuentre la coincidencia que necesita para verificar tu identidad, generando una situación de desconfianza en la entidad de la cual será difícil salir.

  • La tarjeta de crédito no coincide con tus posibilidades: la denegación de este plástico también puede deberse a que el solicitante se postuló a un plan que no es acorde con su solvencia económica. Si el banco detecta una inconsistencia entre las prestaciones de la tarjeta con las posibilidades económicas del cliente, seguramente declinará la solicitud por considerarla inviable. En esta situación la entidad financiera realizará una contraoferta, la cual se adapta a las capacidades de pagos demostradas con la documentación del postulante.

Es importante que antes de realizar una solicitud de tarjeta de crédito, analices todas las propuestas ofrecidas por las diferentes entidades bancarias. Escoge la que mejores beneficios de otorgue y menores requisitos de ingreso te solicite.

Si por alguno de los motivos mencionados anteriormente le rechazaron su postulación para acceder a una tarjeta de crédito, considera evitar volver a realizar este trámite durante un periodo de tres meses. Trate de solucionar cualquier inconveniente con ASNEF o RAI y reúna la documentación faltante por la cual le rechazaron la solicitud.

deniegan tarjeta crédito

Transcurrido ese periodo es probable que su historial crediticio haya mejorado en caso de haber cumplido con sus obligaciones correctamente durante este tiempo.

Principales motivos por los cuales niegan compras con tarjeta de crédito

Cotidianamente son varias las razones por las cuales una tarjeta de crédito es rechazada como método de pago al momento de realizar diferentes operaciones. A continuación enumeraremos las mejores alternativas para evitar pasar por esta situación vergonzosa. Tienes que considerar que no siempre se debe a una administración irresponsable de las finanzas. Generalmente se debe a una mala comunicación entre el banco y los clientes.

  • Alcanzó el cupo máximo: es la razón más común por la cual se rechaza una compra con tarjeta de crédito. En caso de agotarse el cupo se obtienen consecuencias negativas desde el punto de vista financiero. Esto se debe a que los impuestos crecerán de manera exponencial, recibiendo un llamado del banco para alertarlo sobre esta situación.

Si eres consciente de que estás cerca del cupo máximo permitido, tienes la posibilidad de solicitarle una ampliación a la entidad que emitió la tarjeta de crédito. Sin embargo, tienes que utilizar con responsabilidad esta herramienta, ya que puede derivar en una salida de control de tus finanzas personales, gastando más de lo que verdaderamente puedes pagar.

  • Compra reportada o sospechada: las operaciones realizadas con su tarjeta de crédito de índole sospechosa, serán suficientes para congelar el funcionamiento del plástico. En las situaciones más extremas, la entidad bancaria directamente podrá cerrar su cuenta, teniendo que realizar los trámites necesarios para solicitar una tarjeta nueva.

Para evitar ser víctima de esta situación, tienes que informarle al banco siempre que sea necesario validar las compras telefónicamente.

  • El titular de la tarjeta de crédito canceló la extensión: en muchas ocasiones puedes acceder a esta herramienta mediante una extensión del plástico original de otro titular autorizado. Sin embargo, por diversos motivos, el dueño de la tarjeta puede revocar los derechos de uso de los autorizados.

Ante esta situación no habrá nada que pueda hacer, ya que su cuenta será cancelada automáticamente y de forma irrevocable.

  • Se reportó robo o extravío: ante esta situación la tarjeta de crédito será inhabilitada de manera permanente, con el objetivo de darle tiempo al titular de acudir nuevamente al banco para solicitar un plástico nuevo. Para informar estas situaciones en tiempo real, es importante que habilite una línea de comunicación operativa las 24 horas con la entidad que emitió su tarjeta de crédito.
  • La operación fue pausada: esta situación se genera al momento de realizar grandes compras. Ejemplos de ello son el pago de alquileres y viajes. En caso de tratarse de importes elevados, la entidad bancaria puede solicitar una pausa para evaluar la operación. Esto se origina principalmente cuando realizas transacciones que se acercan al cupo máximo permitido.

Si la tarjeta de crédito es rechazada por este motivo, considera que probablemente se debe a que tienes que abonar recibos para liberar cantidades de cupo suficientes que permitan costear la transacción.

  • Compras en el exterior: la entidad bancaria tiene la premisa de considerar como operaciones sospechosas las transacciones que son realizadas en el exterior. Para evitar un rechazo en la tarjeta de crédito por esta cuestión, comunícate previamente con el banco para informarle que realizarás un viaje fuera de la nación y que tienes en mente utilizar el plástico. Si puedes dar más detalles sobre los lugares que piensas visitar mejor, con el objetivo que el banco tenga la completa seguridad de que son compras realizadas por el titular.
  • Compras extrañas: las entidades bancarias elaboran un perfil del cliente en base al historial de transacciones que realizó. Si detecta una operación que considera que no coincide con su comportamiento habitual, puede considerarla fraudulenta y pausará su tarjeta de crédito como mecanismo de seguridad.

Las entidades bancarias siempre revisarán las compras antes de acreditarlas. Un ejemplo de esta situación puede ser la compra de un artículo de alta gama en un comercio que jamás hayas visitado. El banco sospechará de esta situación e inhabilitará la operación.

Si planeas realizar una operación inusual, informa a la entidad bancaria al respecto. Aunque pueda resultar molesto, es un mecanismo que vela por garantizar que las compras realizadas sean legítimas.

  • La tarjeta de crédito se dañó: el rechazo en una compra simplemente puede deberse al desgaste por su uso o escaso mantenimiento. Generalmente se daña la banda magnética negra, siendo imposibilitada de ser reconocida por los lectores.

Es importante que cuide apropiadamente las tarjetas de crédito, almacenándolas en sitios seguros y de ser posible en el interior de un estuche.

Si eres de las personas que utilizan esta herramienta de manera ocasional, guárdala en tu vivienda y utilícela solamente cuando sea necesario.

  • La tarjeta de crédito expiró: esta situación se genera cuando la entidad bancaria no informa a los clientes sobre la proximidad de la fecha de caducidad del plástico. Cuando el banco no informa al respecto, generalmente se debe a que no desea continuar otorgándole este beneficio.

Sin embargo, también es probable que haya sido víctima de un envío que nunca llegó a destino. La mejor solución será contactarse con el banco emisor del plástico, con el objetivo de descartar la hipótesis de robo de la tarjeta nueva.

  • Error en la carga de los números: esta situación se genera principalmente al momento de realizar compras en internet. Es común que los usuarios se confundan cuando escriben los números, alterando su orden original. En caso que no coincida la numeración, la operación derivará en un rechazo de la tarjeta de crédito.

Es importante verificar los números de seguridad que se encuentran en la parte posterior del plástico.

Ten en cuenta que si cometes el mismo error reiteradas veces, seguramente terminarás bloqueando la tarjeta de crédito. Se recomienda que tengas la paciencia suficiente para verificar la carga de los números antes de autorizar la compra.

  • Se cerró la cuenta: la entidad bancaria puede cerrar su cuenta por múltiples motivos sin notificarles al respecto. Esta situación se genera principalmente con las tarjetas de crédito que no se utilizan, que por motivos de seguridad son inhabilitadas al detectar ausencia de transacciones. Para evitar el cierre de su cuenta es importante que se comunique periódicamente con la entidad financiera para dejarles en claro que desea disponer del plástico, ya que lo utiliza en situaciones de emergencia o en ocasiones puntuales.

Como habrás notado, son múltiples los motivos por los cuales pueden rechazar una compra con su tarjeta de crédito. Considera que en muchas ocasiones no será su responsabilidad. Las razones por las cuales la entidad bancaria inhabilite determinadas operaciones con su plástico, principalmente estarán vinculadas a cuestiones de seguridad,

Por este motivo es que siempre se recomienda cuidar la tarjeta de crédito y mantener una buena comunicación con el banco, sobre todo cuando planee realizar compras que puedan resultar extrañas a la entidad.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies