Si estás buscando financiación, es normal que se te plantean muchas preguntas y, a algunas personas les ocurre que piensan que no deben preguntar por si alguien les mira mal o quedan como “tontos”.

Sin embargo, lo mejor que se puede hacer cuando estamos a punto de firmar el contrato de un préstamo personal, o de cualquier otro tipo de producto de financiación, es preguntar todas las dudas que tengamos.

Préstamo personal sin avales

¿QUÉ DEBO PREGUNTAR ANTES DE PEDIR UN PRÉSTAMO PERSONAL?

No hay nada peor que firmar algo que nos compromete a estar meses o incluso años pagando mensualmente una letra, y no habernos enterado de cómo podíamos hacer que las condiciones fuesen mejores.

De hecho, hay quien firma sin siquiera leer el contrato, y este es uno de los mayores motivos por los que luego la gente se siente “estafada”.

Cuando estamos buscando financiación, necesitamos tenerlo todo muy bien atado, porque cualquier cabo suelto puede hacernos perder dinero sin necesidad.

Por eso, hoy en Creditoagil.com nos hemos dado a la tarea de decirte cuáles son las preguntas más frecuentes que a las personas les suele dar “vergüenza” hacer, y que son de suma importancia cuando estamos ante la firma de un servicio financiero como podría ser un préstamo personal.

PEDIR PRESTAMO PERSONAL

Pero antes de comenzar con las preguntas, debes saber que la ley te echa la mano, hasta cierto punto, para que sepas qué es lo que la entidad financiera te está ofreciendo.

Por ese motivo, todas las entidades financieras tienen la obligación por ley de publicitarse añadiendo el TIN y la TAE de sus servicios, para que conozcas su coste.

Ya vimos en un artículo que para conocer el coste real de un préstamo debes fijarte bien en la TAE. Si todavía no sabes qué se la TAE.

Además, la ley también obliga a la entidad financiera a facilitarte el “Documento de Información Normalizada Europea sobre el Crédito al Consumo” (SECCI), donde vendrá detallada toda la información del préstamo.

Y también podrás encontrar toda la información relativa al préstamo en el contrato que tendrás que firmar para obtener la financiación.

Por ese motivo, es muy importante que, aunque te parezca una pérdida de tiempo o te de vergüenza porque “te están mirando y esperando que firmes”, leas todo el contrato bien para que no quede ningún cabo suelto que tú no hayas entendido.

Una vez que te haya quedado claro todo esto, vamos a proceder con las preguntas más importantes que debes hacer cuando estás solicitando un préstamo personal.

Préstamo personal con ASNEF

¿Si quiero hacer una cancelación anticipada del préstamo personal, tendré que pagar una comisión extra?

Existen entidades bancarias que ofrecen servicios de préstamo en los que, por realizar un pago anticipado o la cancelación total del préstamo de forma anticipada, no te cobrarán comisión.

Simplemente deberás pagar el importe restante con los intereses correspondientes.

Sin embargo, la mayoría de las entidades financieras cobran una “penalización” por devolver antes el préstamo.

Es muy conveniente que tengas claro si el préstamo que vas a solicitar tiene cancelación anticipada gratuita, o no. ¿Por qué?

Porque si un mes recibes una cantidad de dinero bestial y quieres pagar de golpe tu préstamo para quitarte de encima la letra, vas a echar de menos haber preguntado si tenía cancelación gratuita o no, o si se podía negociar una comisión más baja por ese hecho.

¿Qué ocurre si no puedo pagar la cuota del préstamo?

Si ocurre el caso contrario a la pregunta anterior, y no puedes pagar las cuotas del préstamo, también necesitarás saber qué ocurrirá con ese préstamo.

Existen entidades que nos ofrecen diversas opciones para elegir, antes de meternos en un problema de morosos. Algunos ejemplos de las opciones que te puede dar la entidad llegado el caso de que no puedas hacer frente al pago de las cuotas son los siguientes:

  • Solicitar una carencia. Una carencia es como una “pausa” del préstamo. Se puede tratar de una carencia total (en la que no pagaremos ni un solo euro durante el tiempo que dure) o parcial (donde, por ejemplo, tendremos que pagar los intereses que genere el préstamo). Esto depende de la entidad que nos haya concedido el préstamo y las negociaciones que hayamos tenido con ellos.
  • Negociar una nueva cuota. Si nos vemos en la situación de no tener dinero suficiente para hacer frente al pago de la cuota, es posible que una de las opciones que nos de la entidad bancaria sea renegociar la cuota, de forma que paguemos menos mensualmente, y así no incurrir en un “impago”.
  • Seguros de protección de pagos. Si hemos contratado este tipo de seguro que a veces aparece vinculado al préstamo, nos cubrirá las cuotas en caso de que tengamos una pérdida de ingresos, incapacidad, u otras situaciones de fuerza mayor.

Aunque en el momento de solicitar el préstamo, obviamente no estamos pensando en que vamos a incurrir en un impago, es importante que no nos de vergüenza preguntar esto, ya que es muy importante y nunca sabemos qué puede pasar. Mejor saber a qué nos atendremos en caso de impago.

¿Es obligatorio contratar los seguros vinculados?

Muchos préstamos o servicios financieros como las hipotecas traen otros servicios vinculados.

Por ejemplo, seguros. A veces resultan ser obligatorios y a veces no. Eso depende de la entidad financiera, la cantidad que solicitamos, el tiempo de amortización del préstamo, etc.

Muchas veces, cuando el producto vinculado no es obligatorio, nos lo ofrecen diciendo que si lo cogemos tendremos un descuento en los intereses del préstamo.

En caso de que así sea, si el producto vinculado no nos interesa, o se puede conseguir de forma más económica en otro lugar, deberemos hacer cuentas para saber si la “rebaja” en los intereses, realmente merece la pena con lo que vamos a pagar por el seguro o el producto vinculado que sea en nuestro caso.

Pero siempre debemos preguntar si es obligatorio, ya que en muchos casos no lo es, y la gente contrata un segundo seguro de hogar, o cambia el que tenía (por ejemplo) porque no sabe que puede rechazar el servicio del seguro en su préstamo. 

¿Existe una oferta mejor?

Cuando acudimos a una entidad financiera para solicitar un préstamo personal, por lo general suelen tener libertad para “mover” un poco la oferta que nos hacen.

Muchas personas, por vergüenza a preguntar, se quedan con la primera opción que se les da.

Luego un amigo le cuenta que obtuvo el mismo préstamo, en la misma entidad y con unas condiciones mejores y se quieren arrancar los pelos.PEDIR PRESTAMO PERSONAL

¿Por qué nos da vergüenza hacer preguntas?

Son muchas, como hemos dicho, las personas a las que les da “apuro” o “vergüenza” hacer preguntas sobre un servicio que están a punto de adquirir. Luego, como hemos dicho, llega un amigo a quien no le dio vergüenza preguntar, y consigue mejores condiciones que ellos.

La verdad es que debemos ver el préstamo como lo que es: un servicio que nos va a costar dinero.

A veces nuestra mente nos juega malas pasadas, y creemos que el préstamo es un “regalo” que nos hace la entidad financiera y que tendremos que devolverle el dinero poco a poco y ya.

Pero hay algo llamado intereses y comisiones, y son las dos cosas por las que a la entidad financiera le resulta un buen negocio prestar dinero.

PEDIR PRESTAMO PERSONAL | Por eso, debemos tener presente que esos “intereses y comisiones”, los productos vinculados, etc. Son el “precio” del préstamo.

¿Si lo vieses siempre así no querrías que te hicieran una rebaja, o por lo menos, saber exactamente qué es lo que estás pagando?

Descarga nuestra App y compara

Si estás buscando financiación, no dudes en descargarte nuestra app gratuita en tu teléfono móvil.

En ella podrás encontrar los mejores servicios financieros online y comparar entre todos ellos de la forma más sencilla posible.

Podrás conseguir la financiación que buscas en cuestión de minutos y tener el dinero ingresado en tu cuenta enseguida. Descarga nuestra App y disfruta de las increíbles ventajas de ser usuario móvil de Creditoagil.com Descargar APP


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies