Malos Jefes crean malos trabajadores


MALOS JEFES

Definitivamente en todas las empresas existen los malos jefes, solo basta con observar algunos aspectos de sus actitudes a la hora de afrontar el día a día. Son jefes desmotivadores, se la pasan regañando por todo y renegando, gente negativa que se pasa todo el día de mal humor y quejándose, gente que es incapaz de sentir empatía por otra persona, y que jamás aceptan sus errores.

Los Malos Jefes

Estos malos jefes se han enquistado en las empresas y van acabando poco a poco con todos los buenos empleados, solo buscan destacar por sobre de sus subordinados por miedo a que su superior se de cuenta de su poca o nula capacidad para estar en un puesto de responsabilidad.

Estos malos jefes son un cáncer para las empresas, cuando se detectan ya han dañado una gran parte de la plantilla y hecho perder mucho dinero a la empresa. Las empresas deberían invertir mas dinero en detectar a este tipo de personas.



Pedir una tarjeta de crédito en internet

Manera de afrontar un mal jefe

En el día a día es difícil estar soportando el abuso emocional por parte de estos malos jefes, pero lo realmente importante es saber cómo afrontarlo, y una forma muy efectiva es la autoconfianza, una actitud que debes tomar es no dejar que el vea que te afecta en lo más mínimo sus insultos, jamás te debe ver débil,  lo más seguro es que te ofenda pero no debes mostrárselo, no se lo consientan.

Lo que los malos jefes no se dan cuenta es porque baja la productividad en su empresa, sufre varios cambios de empleados porque nadie se los aguanta y simplemente dejan sus puestos, un mal ambiente laboral, malas energías… todo esto afecta a la empresa negativamente y hace que su productividad se vea mermada.

Sus frases más conocidas e insultantes


¿Es que no haces nada bien?… Todas la personas tenemos errores y que nos digan esta clase de frases nos desmotivan y bajan nuestro autoestima y seguridad en el trabajo.

Para eso se te paga… Esta frase es muy típica de los malos jefes se creen muy superiores que tu y que por ende es tu dueño y puede hacer contigo lo que se le venga en gana.

No te pago por pensar, te pago por hacer… Siempre quiere dejar claro quien manda y se siente superior a ti, además no da paso a nuevas mejoras para la empresa, te desmotiva, y detiene el posible crecimiento de la empresa.

No te vas hasta que termines todo… Este es un jefe tirano que disfruta haciendo menos a sus empleados y hacerlos sufrir, que desmotiva definitivamente a hacer mejor su trabajo.

Lo siento, no hay nada que pueda hacer… Esta frase también es muy típica de malos jefes cuando pides un permiso, vamos a ver eres tú quien dirige la empresa y de ti depende que tus empleados estén contentos y satisfechos, no hay que olvidar que en el trabajo es un toma y da.

Los problemas de casa los dejas al entrar por esa puerta… Los empleados no son robots que se encienden y apagan sus sentimientos, gente que no siente empatía por los demás, ahh eso si cuando son ellos todo el mundo se da cuenta de lo que le pasa y se lo tienen que aguantar.


MALOS JEFES| ¿Cual es un mal jefe?

tarjeta de credito sin comisiones

Los malos jefes, el cáncer de una empresa

La verdad es que es muy triste que las empresas no se den cuenta de esta clase de acciones y permiten que sus mejores empleados se vayan, o en otros casos los malos jefes cambian a los buenos empleados cualificados en personas que les da todo igual, es decir no aportan más de lo que se les pide, porque esta persona debilita cualquier intento, a veces conocemos a alguien que fue emprendedor, autosuficiente y muy cualificado y de repente lo vemos qué ha decaído en su trabajo, amargado y pasa de todo y nos preguntamos… ¿qué fue lo que le paso a esta persona para cambiar tanto? pues un mal jefe puede ser la respuesta.

¿Porque cambia un empleado?

Los motivos que pueden hacer cambiar a un empleado pueden ser muy variados, pero esa es la verdad una persona que en un tiempo fue un empleado muy productivo para una empresa puede cambiar en poco tiempo y hasta puede verse abocado a dejar su empleo.

Veamos cuáles son algunos de los motivos que llevan a un empleado a cambiar su actitud en el trabajo:

Cargar a las personas con demasiado trabajo

Es más fácil mandar a el mejor empleado a hacer el trabajo más difícil, esta clase de situaciones queman a un empleado, haces sentir al empleado que lo estás castigando por ser mejor, por ser más rápido y productivo, la cual terminan buscando otro trabajo donde se le valore.

No valorar o reconocer su buen trabajo

A todo el mundo le gusta que reconozca su buen trabajo, sobre todo cuando has trabajado duro para conseguirlo, unas felicitaciones, un reconocimiento de  que lo han hecho bien,  de esta forma los empleados se sentirán valorados.

No se preocupan por sus empleados

Son muchas horas las que pasan en un trabajo, un buen jefe se preocupa para que su empleado se sienta bien, si este es inteligente sabrá que la productividad dependerá de ello.


La conducta de un jefe es vital para el éxito

En conclusión, podríamos decir que para mantener a la mejor plantilla de trabajo hay que prestarle atención a sus necesidades, personales y laborales. Recordad que empleados felices es igual a un buen ambiente de trabajo. No olvidar que todos somos personas y no máquinas, valorar  todo lo bueno y garantizaras un buen resultado como jefe.

MALOS JEFES| Buenos empleados

Si eres un jefe y de verdad quieres mejorar en tu puesto seria bueno que periódicamente tengas reuniones con tus subordinados y preguntes cómo puedes mejorar como jefe. Recuerda que tú no eres el dueño de nadie y que siempre habrá alguien por sobre de ti también. Un buen jefe es aquel que por su forma de dirigir se gana la confianza y el apoyo de sus empleados.


 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies