En el siguiente artículo explicaremos en profundidad el concepto de bolsa y determinaremos en qué situaciones es conveniente invertir mediante tarjeta de crédito.

¿Qué significa invertir en la bolsa?

En la actualidad este mecanismo es uno de los más eficientes al momento de ganar dinero. Sin embargo, gran parte de la población no toma el coraje suficiente para forma parte de este mercado económico de índole especulativa.

Invertir en la bolsa es el nombre con que se define a una forma particular de inversión. Los individuos y empresas destinan sus ahorros o capital para comprar y vender valores. Entre los mismos podemos mencionar los títulos de diferentes compañías y derechos. Estos últimos son representados mediante acciones, que constituyen un porcentaje de derecho a acceder a los beneficios de la empresa vinculada a las mismas.

 Significado de la bolsa de valores: es un término utilizado para definir a una organización, constituida por empresas privadas y públicas (clientes), las cuales conviven con inversores (acreedores). Se realizan múltiples operaciones de compra y venta de valores. Estos pueden ser acciones, bonos públicos, bonos privados y títulos de participación entre una gran variedad de elementos de inversión.

Invertir en la bolsa de valores: esta situación se genera cuando un inversor realiza operaciones con su capital con el objetivo de obtener ganancias en determinado plazo, el cual puede ser corto, mediano o largo. Sin embargo, a ciencia cierta nadie puede garantizar que estas expectativas se vayan a cumplir con total seguridad.

De esta manera, la bolsa de valores se caracteriza por ser un mercado basado en la especulación. Cuanto más segura sea la operación, menores serán los intereses obtenidos. En cambio, a mayores niveles de riesgo mejores serán las ganancias obtenidas por los inversores en caso de concretarse la operación.

Los inversores de este mercado especulativo conviven con la idea de perder o ganar en cualquier momento, ya que nada les asegura que sus expectativas se cumplirán. La bolsa de valores es la fiel representación de la popular frase “quien no arriesga, no gana”.

Antes de invertir tu dinero se recomienda estudiar las nociones básicas del funcionamiento del mercado, para evitar ser engañados por individuos inescrupulosos.  La paciencia tiene que ser tu gran aliada, ya que la materialización de los diferentes objetivos es un proceso que requiere de tiempo.

Es importante saber cómo invertir tu dinero. Con esto nos referimos a poder escoger correctamente los títulos, acciones y bonos, pudiendo determinar las cantidades, plazos y niveles de ganancias esperados.

Invertir bolsa

Si tomaste la decisión de invertir tu dinero en cualquiera de los instrumentos de valores mencionados anteriormente en el mercado de capital, será necesario que contrates a un agente autorizado para operar en este sector. Es recomendable que optes por un agente registrado en la Comisión Nacional de Valores, el cual disponga de la experiencia necesaria para asesorarte correctamente sobre la utilización de tus ahorros. Este individuo ocupará el rol de intermediario entre los inversores y la bolsa de valores, al momento de comprar y vender los diferentes instrumentos financieros.

Como mencionamos anteriormente, recordamos que el agente que decidas contratar esté registrado en la Comisión Nacional de Valores, ya que únicamente pueden operar los individuos autorizados.

La bolsa de valores es la fiel representación del mercado de capitales. Constituye un mecanismo de ahorro de inversión, mediante el cual se financian el desarrollo de la totalidad de las actividades productivas.

El mercado bursátil se caracteriza por disponer de precios conocidos públicamente en tiempo real, los cuales están regulados de manera tal de garantizar legalidad, transparencia y seguridad de las operaciones. Las negociaciones son realizadas con los niveles mínimos de protección para los inversores, con el objetivo de que puedan utilizar su dinero sin pasar por inconvenientes de ningún tipo.

Es importante mencionar que cada operación realizada tiene un costo. El mismo consiste en el derecho de acceso al mercado y la comisión del agente de bolsa con el cual trabajamos. El costo varía de manera proporcional a la cantidad de dinero invertida.

La bolsa de valores es abierta al público en general que quiera participar. Los interesados necesitarán disponer de capital para invertir, conocimientos básicos del funcionamiento del mercado, contactar un agente de bolsa que haga de intermediario y paciencia para poder materializar sus objetivos.

¿Es conveniente invertir en la bolsa con tarjeta de crédito?

El negocio de obtener ganancias por el hecho de trabajar nuestro dinero es una propuesta que seduce a gran parte de la población. Sin embargo, esta alternativa de negocios está vinculada con el riesgo, ya que no es completamente seguro que cumplas con tus expectativas.

Es importante que consideres las ventajas y desventajas de este sistema, con el objetivo de mantener en niveles adecuados tu bienestar económico. Si estás seguro y estás buscando una tarjeta de crédito para invertir puedes consultar un comparador de tarjetas de crédito.

 En la actualidad un gran porcentaje de los individuos que invierten en la bolsa de valores utilizan sus tarjetas de créditos para obtener el capital inicial para operar en este mercado. Realizan esta acción suponiendo que van a obtener ganancias por el hecho de invertir.

Sin embargo, es una situación de gran riesgo utilizar dinero financiado para participar en la bolsa de valores. Debes tener en cuenta que no siempre se obtienen ganancias en la compra y venta de activos, ya que la inestabilidad e incertidumbre son los dos elementos presentes en el mercado especulativo.

La tarjeta de crédito es una herramienta que se aconseja utilizar únicamente para situaciones de emergencia o transacciones pequeñas que quieras realizar. No se considera una alternativa inteligente utilizar todo el importe disponible de la tarjeta de crédito para invertir en la bolsa, ya que los riesgos característicos de este mercado no garantizan que los usuarios obtengan ganancias en la totalidad de las situaciones.

Las entidades bancarias no impedirán que realices esta acción, ya que tienes libertad para gastar el saldo de tu plástico como prefieras. Sin embargo, no es una opción recomendable desde el punto de vista financiero. Cualquier mínimo error que impida que obtengas las ganancias esperadas con tu inversión, impedirá que dispongas de la solvencia económica suficiente para abonar correctamente los compromisos asumidos. Esta clase de errores catapultaron a miles de individuos a las bases de morosos ASNEF, ya que no pudieron hacerse cargo de las deudas contraídas por participar en la bolsa de valores.

Entre las desventajas más sobresalientes de invertir en la bolsa de valores con tarjeta de crédito, podemos mencionar la tasa de interés asociada a la financiación. Ante una situación en la cual no se obtengan las ganancias esperadas, la deuda continuará generando intereses mientras no se haya saldado correctamente. Esta situación se convertirá en un verdadero problema para acceder a nuevos préstamos en el futuro, ya que nuestro perfil crediticio se verá dañado. También podrá significar que pierdas la posibilidad de aplicar para una hipoteca.

 Por estos motivos es que no se recomienda bajo ningún concepto invertir en la bolsa de valores con tarjeta de crédito.

Esta clase de negocios siempre debe realizarse con dinero propio. De esta manera, ante una situación en la cual pierdas lo invertido, al menos no tendrás problemas crediticios al respecto.

 Ventajas de invertir en la bolsa

Inversiones diversas: la principal ventaja de este mercado es que los inversores tienen múltiples opciones al momento de poner a trabajar su dinero, ya sea para la compra de elementos financieros o productivos. Los participantes pueden adquirir acciones de diversas empresas de cualquier actividad económica. Otras opciones son invertir en bonos y títulos de propiedad. Las alternativas que tienes para poner  a trabajar tu capital son prácticamente ilimitadas.

 Escasos requisitos de acceso: a diferencia de la creencia popular, se puede ingresar en el mercado bursátil con ínfimas cantidades de dinero. Esto es posible gracias a los fondos comunes de inversión, los cuales poseen mínimos de aportación equivalentes a la irrisoria suma de 10 euros. En consecuencia, el público en general sin importar su poder adquisitivo puede formar parte de este mercado.

También es importante mencionar que las inversiones se pueden realizar siempre que quieras. Puedes comenzar con un pequeño importe, e incrementarlo cada vez que lo desees. Es una forma de reducir el costo de ingreso al mercado.

Liquidez: la inversión en el mercado bursátil se caracteriza por la liquidez de los activos. Con esto nos referimos a que tienes completa libertad de comprar o vender tus títulos, bonos o acciones siempre que lo desees, pudiendo recuperar la inversión en el momento que consideres apropiado.

Al tratarse de un mercado organizado, los participantes pueden obtener dinero de manera inmediata. Es importante mencionar que todas estas operaciones se encuentran bajo la protección de robustos sistemas de seguridad.

En caso de vender activos, los mismos serán cotizados al valor de ese momento en particular. Sin embargo, tendrás el dinero acreditado en tu cuenta de manera inmediata. Es una ventaja importante en comparación a los tradicionales métodos de inversión que requieren de largos periodos de espera para procesar las solicitudes.

Información accesible: para invertir correctamente es necesario realizar una investigación previa sobre la empresa en la cual quieres confiar tu capital. Por este motivo es que tienes que estudiar sus balances y metas de largo plazo.

En la actualidad dispones de herramientas como “Google Finance”, la cual procesa y muestra de forma clara la información de interés para los potenciales inversores. Todos los datos que necesitemos están disponibles en el website de la empresa, situación que garantiza la transparencia del mercado bursátil.

Aunque resulte una obviedad, la accesibilidad de la información es importante para los inversores. Sin embargo, esta situación no está garantizada en otros modelos de negocios, en los cuales la información de las empresas en muchas ocasiones es alterada o de difícil acceso.

Los reguladores del mercado bursátil realizan minuciosos controles antes de permitir que una empresa forme parte de esta actividad económica. Es una forma de velar por la seguridad de los inversores.

Negocio rentable: en la actualidad no quedan dudas de que los activos de origen bursátil son los que mayores ganancias generan. Utilizados inteligentemente, constituyen una de las mejores alternativas de negocio en el largo plazo.

Las rentabilidades obtenidas en promedio se caracterizan por superar ampliamente la inflación, convirtiéndose de esta manera en un mejor negocio que los tradicionales plazos fijos.

Dividendos: consisten en otro mecanismo para obtener rentabilidad en el negocio de la inversión bursátil. El valor de los mismos está sujeto a los resultados del balance de la empresa en cuestión.

En el mercado existen empresas que se caracterizan por repartir beneficios entre sus inversores de manera constante por periodos superiores a los cien años. Esta es una clara demostración de las ventajas de invertir en este mercado.

En los negocios tradicionales en muchas ocasiones los beneficios son inexistentes o muy difíciles de conseguir.

Es importante mencionar que para obtener dividendos, el inversor no tiene que realizar ninguna tarea adicional. Esta labor corresponde al agente de bolsa contratado, el cual depositará los dividendos en tu cuenta cuando la empresa en la cual invertiste decida abonarlos.

Desventajas de invertir en la bolsa

Los inconvenientes de invertir nuestro capital en el mercado bursátil están principalmente asociados con los riesgos de realizar diversas operaciones.

El gran desafío que presenta invertir en la bolsa es identificar el mejor momento en el cual colocar nuestro dinero. Para ello tienes que tomarte el trabajo de realizar un seguimiento previo sobre la empresa en la cual quieres invertir, para identificar el momento en el cual podrás comprar los diferentes activos al menor precio posible.

Ciertas inversiones en la bolsa como la compra de bonos, requieren de un plazo de cinco años para poder volver a utilizar el dinero allí depositado. Durante ese periodo no habrá forma posible de disponer de esos ahorros.

Probablemente cuando inviertas en la bolsa de valores experimentes pérdidas en el corto plazo. Esto se debe a la volatilidad propia de la actividad, la cual implicará que tus activos pueden incrementar o reducir de valor sin seguir un patrón de comportamiento. También existe el riesgo que por situaciones inesperadas estés obligado a desprenderte de tus acciones, obteniendo una suma de dinero inferior a la invertida originalmente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies