En el siguiente artículo explicaremos claramente las características particulares de ambos términos. Cotidianamente se comete el error de utilizarlos para hacer referencia al mismo concepto, aunque son significativamente diferentes.

¿Cuál es la diferencia entre microcrédito y minicrédito

Los microcréditos son préstamos de pequeños importes que se caracterizan por disponer de reducidas tasas de interés. Las entidades bancarias y ONG que ofrecen esta financiación, la destinan a individuos que por diversos motivos carecen de solvencia económica e incluso pertenecen a la base de datos de morosos ASNEF. Los microcréditos tienen como objetivo financiar las actividades productivas del beneficiario, de manera tal que mediante el desarrollo de proyectos autónomos pueda hacer frente a sus obligaciones.

Por otra parte, minicrédito es el término que se utiliza para hacer referencia a los préstamos de pequeños importes, los cuales tienen que ser devueltos junto a los intereses en reducidos plazos de financiación. Esta herramienta está destinada a los individuos de escasos recursos, situación que reduce significativamente su solvencia económica. Además, los destinatarios de los minicréditos suelen carecer de avales, razón por la cual no pueden acceder a los métodos de financiamiento tradicionales. Tienen como objetivo solucionar los inconvenientes económicos de carácter urgente de los clientes.

 Características del microcrédito

Como mencionamos en el punto anterior, los microcréditos son préstamos de pequeños importes y corto plazo de devolución. Están ideados para los individuos de escasos recursos, los cuales se ven imposibilitados de disponer de la documentación suficiente para acceder a los tradicionales créditos bancarios.

Los minicréditos se caracterizan por ser otorgados sin aval y con una escasa documentación en comparación a los préstamos bancarios. En consecuencia, esta herramienta absorbe a la población que por diversos motivos no califica para ser beneficiada con los préstamos tradicionales.

 En cuanto a sus características, el importe de los microcréditos tiene un límite máximo de 3.000 euros. Es la principal ventaja respecto a los minicréditos, disponiendo estos últimos de un importe máximo de 900 euros.

Es importante mencionar que los minicréditos están diseñados para financiar las diversas actividades productivas de los emprendedores autónomos. Son una solución para las familias que quieren impulsar sus propios proyectos, pero carecen del dinero suficiente para llevarlos a cabo. Esta herramienta permite otorgarles el impulso inicial para que luego el proyecto pueda prosperar de manera independiente.

La historia de los microcréditos se remonta al año 1960. Es un concepto creado por Muhammad Yunus, reconocido economista hindú fundador del Grameen Bank. En la actualidad es considerado el padre fundador de los microcréditos con destinos sociales.

Obtener minicrédito

A pesar de que fue una herramienta revolucionaria adoptada en múltiples naciones, el economista pudo poner este concepto en práctica en su país de origen recién en el año 1992. Esta plataforma de financiamiento fue clave para recuperar la economía de India luego de la catástrofe natural ocurrida ese año.

Es de vital importancia distinguir perfectamente los conceptos de microcrédito y microfinanzas. Este último hace referencia al conjunto total de productos y servicios, siendo una parte de ellos el microcrédito.

Requisitos para acceder a un microcrédito

Esta herramienta de financiación se encuentra ampliamente difundida en la actualidad. Se puede obtener de diferentes entidades financieras, tanto de origen público como privado. Durante los últimos años el sector privado mejoró las prestaciones de este servicio, adaptándolo a las diferentes necesidades.

El importe financiado por el microcrédito dependerá del proyecto productivo que presente el destinatario. Las condiciones y características del préstamo estarán diseñadas acorde a las necesidades del solicitante.

Dependiendo de lo prometedora que sea la idea de negocio, la entidad financiera podrá establecer condiciones de financiamiento preferenciales. El importe máximo a solicitar y plan de pagos son cuestiones que están sujetas al método de trabajo de la entidad financiera en particular.

Respecto a la documentación a presentar, es importante mencionar que los microcréditos no requieren de bienes puestos en garantía ni avales. Para reducir el riesgo de la inversión, la entidad bancaria realizará un análisis minucioso del proyecto productivo que el cliente quiere llevar adelante. Por este motivo es que el solicitante tendrá que disponer de un plan de negocios bien detallado, porque su presentación será la única oportunidad que tendrá de ganar la confianza del acreedor.

Otra manera de sustituir la presencia de avales y garantías es mediante las diferentes entidades que apoyan el proyecto que el cliente quiere impulsar.

Es importante recordar que los microcréditos están pensados específicamente para actividades económicas productivas, las cuales demuestren un plan de negocios viable antes de concretarse el financiamiento.

En España se dispone de una amplia cantidad de instituciones que trabajan con los microcréditos, siendo de origen público y privado.

En el ámbito público podemos mencionar a las entidades sociales. Las mismas ofrecen microcréditos en base a los ahorros que disponen provenientes de sus socios físicos y jurídicos. Cumplen un rol activo para el desarrollo de las diferentes economías regionales.

También es importante mencionar que ciertas entidades sociales no disponen de ahorros. En consecuencia, los microcréditos son otorgados en base las subvenciones y donaciones obtenidas por sus integrantes. De esta manera, la entidad no tiene la obligación de reembolsar a sus socios el dinero financiado, ya que es de su propiedad.

Por otra parte, también se disponen de diferentes entidades públicas de crédito. Las mismas obtienen sus fondos desde el mercado. Se caracterizan por compartir el riesgo con entidades privadas al momento de otorgar los microcréditos.

En el sector privado también se disponen de entidades financieras vinculadas al sector de los microcréditos. Las mismas obtienen el capital para invertir desde múltiples bancos.

Independientemente del origen, las entidades microfinancieras tienen la obligación de desarrollar su actividad de manera sostenible, eficaz y eficiente.

Características del minicrédito

También denominados minipréstamos, tienen como objetivo solucionar los inconvenientes en la economía personal del solicitante, siendo su principal diferencia con los microcréditos que tienen orientación productiva.

Los minicréditos son préstamos de carácter personal de pequeños importes (900 euros máximo). Su plazo de devolución es reducido. En caso de solicitarse, el beneficiario dispondrá del dinero en el acto.

 Dependiendo la legislación de cada nación, el importe máximo del minicrédito puede reducirse hasta los 300 euros. Sin embargo, su finalidad sigue siendo la misma.

Respecto al plazo de financiamiento, el mismo tiene la particularidad de no extenderse más allá de los 60 días. En consecuencia, el préstamo tiene que saldarse en uno o dos pagos como máximo.

En la actualidad constituyen una herramienta de crédito muy popular, ya que este recurso económico puede solicitarse sin presentar grandes cantidades de papeleo. Su trámite es sencillo y puede realizarse en cuestión de minutos. Como mencionamos anteriormente, los minicréditos tienen un importe significativamente menor que los microcréditos, ya que tienen finalidades diferentes.

Los minicréditos son una de las principales herramientas de las microfinanzas. Son utilizadas por las diferentes entidades financieras, como un mecanismo que les facilita a los individuos el acceso a crédito. Debido a su reducido importe, el minicrédito tiene como objetivo evitar que los solicitantes ingresen en deudas mayores que perduren en el tiempo. Constituyen una herramienta que permiten ordenar sus finanzas antes que se salgan de control.

De esta manera, con este mecanismo de financiamiento el cliente tiene la certeza de que podrá reembolsar el préstamo de manera fácil y en un pequeño plazo de tiempo.

Los minicréditos constituyen los préstamos urgentes que requieren los clientes para poder solucionar diferentes gastos inesperados. Debido a su facilidad de acceso, es común que los individuos abusen de esta herramienta de crédito. En consecuencia, las diferentes entidades financieras establecieron una cantidad máxima de minicréditos anuales para evitar esta situación.

Esta herramienta no es recomendable utilizarla de manera frecuente, ya que al igual que todo préstamo, el beneficiario tendrá que devolver el capital solicitado junto a los intereses. Estos créditos rápidos disponen de tasas de interés elevadas en comparación a los tradicionales préstamos bancarios, convirtiéndose en una solución a corto plazo que incrementa significativamente el importe total a devolver.

Con esto nos referimos a que el alivio urgente del gasto inesperado tiene un elevado costo en el futuro cercano.

Los minicréditos poseen un límite anual de solicitudes. Esto se debe a que los clientes abusan de esta herramienta, ya que tienen la certeza de disponer de dinero fácil sin necesidad de presentar grandes cantidades de documentación.

Requisitos para acceder a un minicrédito

Esta clase de financiamiento tiene como objetivo aliviar la urgencia de los gastos inesperados que alteran el equilibrio de la economía familiar. Fueron diseñados para solicitarse como una fuente de dinero urgente para poder sortear diversas situaciones límite. Utiliza un comparador de minicréditos para acceder al que mejor se acomode a tu circunstancias.

Como mencionamos anteriormente, con este mecanismo puedes obtener hasta 900 euros, necesitando tan solo quince minutos para realizar el trámite y ver el dinero depositado en tu cuenta.

Este préstamo puede solicitarse de manera remota, es decir, sin necesidad de dirigirse de manera presencial hacia la entidad financiera.

Para calificar a esta clase de préstamo personal inmediato tienes que cumplir con los siguientes requisitos básicos:

  • Tener más de 18 años: la mayoría de edad es un requisito excluyente para acceder al sistema financiero, incluso cuando se trata de pequeños importes. Existen empresas que elevan la edad mínima a 25 años.
  • Acreditar ingresos estables: los solicitantes tienen que demostrarle a la entidad financiera que disponen de entradas de dinero mensual, suficientes para solventar sin inconvenientes el plan de pagos acordados con la entidad. Los ingresos pueden provenir de una beca, pensión, nómina e incluso la prestación por desempleo. Si la fuente de dinero se puede justificar, es suficiente y regular, la financiera la considerará válida para procesar tu solicitud.
  • Residir en el mismo país donde se realiza la solicitud: a pesar de que pueden tramitarse de manera remota, un requisito excluyente de los minicréditos es que el solicitante tiene que residir de manera permanente en el mismo país que la entidad que otorga el préstamo.

Los tres puntos mencionados anteriormente constituyen los requerimientos generales para acceder a los minicréditos. Igualmente, esto dependerá de la política particular que disponga la entidad financiera que otorgue el préstamo.

Minicrédito para individuos en ASNEF

Si formas parte de la base de datos de morosos ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito), también puedes solicitar esta clase de préstamos. Sin embargo, los requisitos para calificar se amplían además de los tres ítems mencionados en el apartado anterior.

La finalidad de los minicréditos es solucionar los inconvenientes monetarios urgentes de los clientes. Por este motivo es que no supone un impedimento formar parte de ASNEF, ya que si tuvieras tus finanzas en orden no estarías solicitando este préstamo inmediato.

Las condiciones extra que deben cumplir los aspirantes a un minicrédito son:

  • La deuda registrada en ASNEF no puede ser de origen bancario. Solo estarán permitidos los saldos impagos de origen comercial. Entre ellos podemos mencionar las tarjetas de crédito, descubiertos y vencimientos de préstamos personales.
  • El importe registrado en ASNEF no puede ser mayor a los 300 euros. Sin embargo, esta cantidad quedará sujeta a las políticas de cada entidad financiera en particular.

En caso de cumplir con los dos ítems mencionados anteriormente, estarás en condiciones de acceder a un minicrédito aunque formes parte de la base de morosos ASNEF. Sin embargo, es importante mencionar que también debes cumplir con los requerimientos generales (ser mayor  de edad, acreditar ingresos estables y residir en el mismo país que la entidad financiera). De esta manera, los minicréditos para individuos en ASNEF necesitarán que el solicitante cumpla con un total de cinco requisitos.

En el mercado financiero se dispone de una amplia oferta de minipréstamos. Por todo lo mencionado anteriormente, queda más que claro las numerosas ventajas de acceder a esta clase de financiamiento.

Sin embargo, esta fuente de dinero inmediato también posee ciertas desventajas. Entre las mismas podemos mencionar su reducido plazo de devolución, el cual no puede superar los dos meses, y la elevada tasa de interés en comparación a los tradicionales créditos bancarios.

También es importante mencionar que el cliente tiene la obligación de organizar bien su presupuesto, ya que el alivio inmediato del minicrédito lo puede hacer ingresar en una situación de impagos el mes siguiente. De esta manera, se podría incrementar significativamente la deuda inicial.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies