Hoy en CreditoAgil.com hablaremos de las técnicas minimalistas para ser más productivo en el trabajo.

Todo el mundo asume que ser más productivo, es simplemente hacer más cosas en menos tiempo.

Si eres una persona productiva, definitivamente lograrás más en los meses, que muchas personas hacen en años, podrías estar haciendo menos y al mismo tiempo, ser más productivo.

¿Qué piensas cuando piensas en ser más productivo en tu vida?

Ser un minimalista en el trabajo puede hacer que tengas más éxito, después de leer esté artículo comprenderás cuanta razón tienen estás palabras, es más, lo puedes comprobar tu mismo.

¿Te animas? No te pierdas este post. Sigue leyendo…

Solicitar tarjeta de crédito online

Algunas técnicas minimalistas, para que logres conseguir ser más productivo

Te levantas al amanecer, llegas a tu oficina muy temprano y empiezas a trabajar.

Cuando llega la hora del almuerzo, decides saltarte la hora de la comida, eligiendo en su lugar de comer en tu escritorio para que seguir trabajando.

A medida que tus colegas empiezan a salir al final del día, te quedas hasta tarde para terminar todas tus tareas y proyectos.

Durante unos meses, estás emocionado por lo que crees que estás logrando. Pero a medida que pasa el tiempo, te das cuenta de que no eres tan productivo como crees, y estás luchando para mantener el ritmo agitado.

Si eres honesto contigo mismo, si no haces algunos cambios urgentes, te quemarás dentro de un año.

Empieza por conocer las técnicas minimalistas…

Técnicas minimalistas

¿Cuál es la conexión entre el minimalismo y la productividad?.

Lo primero que debemos comprender es que existe una conexión poco conocida (pero definitiva) entre el minimalismo y la productividad.

Si no estás familiarizado con el minimalismo, piense en ello de esta manera. El minimalismo en el trabajo es realizar una tarea de la forma más sencilla posible, sin que conlleve un ritmo de estrés o trabajar horas de más. ¡El minimalismo tiene un objetivo final de hacer tu trabajo más fácil … y más productivo!

Esto podría implicar la creación de una forma de hacer frente, a tus correos electrónicos de manera eficiente, o aprender a priorizar el trabajo importante sobre las tareas que se pueden desechar.

Incluso puede significar desarrollar la capacidad de centrarte 100% en una tarea a mano.

Por ejemplo, si has optimizado la forma en que crea informes.

Puedes encontrar que puedes realizar esta tarea, en la mitad del tiempo que te llevaba anteriormente.

Todo lo que necesitabas era un tiempo inicial y la creatividad para buscar maneras, de hacer la tarea tan simple como sea posible.

Minicrédito rápido gratis y sin avales

Técnicas minimalistas para ser más productivo en el trabajo

Si te encuentras continuamente quedándote sin tiempo en el trabajo, da un paso atrás, y empieza a buscar maneras de hacer tu carga de trabajo más fácil de tratar.

Cada tarea que simplificas, puede conducir a ahorros significativos de tiempo (especialmente cuando se calcula sobre períodos de semanas y meses).

A pesar de lo que se te puede haber enseñado en la escuela o en la universidad, el minimalismo y la productividad están intrínsecamente vinculados.

Entonces, ¿cuáles son las mejores maneras de introducir un enfoque minimalista a tu trabajo?

8 técnicas minimalistas que pueden aumentar tu Productividad De Trabajo.

Echemos un vistazo ahora:

Escriba una lista de tareas diarias

TÉCNICAS MINIMALISTAS | ¿Cómo mejorar el entorno de trabajo?

Comienza tu día de trabajo escribiendo una lista de cosas por hacer (ya sea en papel o usando una aplicación). Sólo toma unos minutos para hacer una lista de todo lo que te gustaría hacer durante el día siguiente.

Y es notable cómo esta simple actividad puede cristalizar tus pensamientos y ayuda a planificar tu día.

Identificar tareas esenciales

Una vez que hayas completado tu lista de tareas pendientes. Echa un vistazo a ello.

¿Hay dos o tres tareas que necesitas absolutamente terminar hoy? En caso afirmativo, ¿Puedes identificarlos?.

En la mayoría de los casos, las tareas esenciales saltarán de tu lista de tareas pendientes. Asegúrate de marcarlos como VIT (tareas muy importantes).

Cortar las tareas no esenciales

Eche un vistazo a tu lista de tareas pendientes. ¿Hay alguna tarea que hayas enumerado que realmente no necesitas hacer?

Por ejemplo, es posible que hayas enumerado varias reuniones, pero ¿son todas realmente necesarias?

Al mirar a tu lista de tareas pendientes con una mentalidad minimalista, estarás seguro de encontrar cosas que puedes tachar de tu lista.

Aprenda a enfocarte y derrotar las distracciones

Para ser un minimalista acertado, debes aprender a desarrollar el foco del láser.

Si no puedes evitar las distracciones (como las conversaciones en voz alta en una oficina de planta abierta), entonces mediante la construcción de un poderoso enfoque mental,  las distracciones no te distraerán más.

Convierta las tareas en hábitos cotidianos

Los hábitos diarios pueden ser increíblemente potentes. ¡Pueden descomponer tareas complejas y convertirlas en golosinas de tamaño diario!

Por ejemplo, puedes trabajar en un restaurante y necesitas limpiar el exterior del edificio cada semana. La limpieza puede tardar una hora en completarse.

En lugar de esto, podrías construir una rutina diaria de limpieza de una parte del exterior todos los días durante 10 minutos.

Esto será más fácil y más agradable de completar que trabajar una hora completa en la tarea.

También te permitirá convertirlo en un hábito, por lo que nunca tendrás que motivarte para completarlo. La vida minimalista tiene sus ventajas.

Tiempo de estiramiento

¿Sabías que es posible alargar el tiempo? Es verdad.

Digamos que te doy tres horas para crear una presentación de Google. Comienzas la tarea, y si eres como la mayoría de la gente, la terminarás en alguna parte alrededor de las tres horas.

Ahora, imagina que en vez de tres horas, te dije que necesitabas crearlo en 90 minutos. Supón que logras hacerlo.

De esto es lo que trata de hacer con el tiempo de estiramiento. Para guardar este precioso recurso, establece menos tiempo para completar tus tareas.

Sea consciente del Principio de Pareto

Puede que no estés familiarizado con el término Principio de Pareto, pero seguro de que has oído hablar de la regla 80/20. Esta regla principio establece que sólo el 20% de nuestros esfuerzos se llevaron al 80% de nuestros resultados.

Mirando desde la perspectiva opuesta, el 80% de nuestros esfuerzos se llevaron a sólo el 20% de nuestros resultados.

El truco es tomar conciencia del 20% de las acciones que están produciendo la mayoría de nuestros resultados.

Identifique estas acciones, enfoquelas en realizarlas y tu productividad se disparará.

Tome descansos regulares

Es tentador saltar pausas (e incluso el almuerzo) cuando tienes muchas tareas y proyectos por delante.

Sin embargo, la investigación ha demostrado que los trabajadores que toman descansos regulares son en realidad más productivos que los que no hacen.

Existen varias razones científicas para tomar pausas regulares, incluyendo el hecho de que no nos ayudan a mantener nuestro enfoque, nos ayudan a recordar la información y ayudar a reevaluar nuestros objetivos.

Por lo tanto, no deje que tus colegas te logren persuadir para seguir trabajando. Toma pausas regulares, y comienza a ver un impulso inmediato a tu productividad.

Empieza a agregar tus técnicas minimalistas a tu vida ahora mismo.

¡Te sorprenderás al encontrarte mucho más relajado y cuánto más productivo que te has convertido!

técnicas minimalistas ayudan a mejorar nuestro entorno laboral

TÉCNICAS MINIMALISTAS | CreditoAgil.com Créditos ágiles en Internet sin avales, tarjetas de crédito gratuitas

 

Soy una Blogger intuitiva y con un gran sentido del compromiso por la información y la veracidad. Con un claro objetivo de ayudar a mis lectores a comprender y utilizar a su favor todo lo que les pueda transmitir.

Espero tus comentarios…

Valora el artículo
[Total: 3 Average: 5]